martes, 24 de mayo de 2011

Cómo hacer arroz

JAPANESE LUNCH 1



El arroz me gusta bastante y puede ser una comida que ayude a variar (sí, a variar) un poco el menú incluso.

Ahora el tema es cómo cocinar el arroz pero... no hay UNA forma de cocinarlo.

A mi en particular me gusta el arroz blanco, si se hace a la japonesa se pueden hacer pancitos con él (onigiris) y rellenarlo con muchas cosas (mermelada, atún, pollo, palta).

Para hacer este arroz (en la práctica cualquier marca sirve pero lo ideal es tener arroz de grano corto) que es una receta muy básica habrá que:

- Lavar el arroz hasta sacarle el almidón, lo blanco.
- Se lo deja remojando en agua un rato (en una proporción 1 parte de arroz a 1 parte y media de agua). Si es para acompañar o para comer el arroz solo, es recomendable que en este momento eches sal al agua.
- Se hace cocer a fuego fuerte hasta que hierva (con un paño o un aluminio de cocina para contener la humedad entre la tapa y el contenido) y se baja el fuego hasta el mínimo hasta que vuelva a hervir y luego se mantiene tapado hasta que pasen unos 10 o 15 minutos.

Si la idea es hacer onigiris o sushi* con esto pues se ha da tomar el arroz caliente y manipularlo en ese momento. Si ha quedado bueno, se verá como una masa de arroz agradable a la vista y fácil de comer con palillos. Es buena idea usar una bolsa plástica tipo "Ziploc", poner arroz en una punta de la bolsa, luego hacer un orificio, colocar en él el relleno y taparlo con algo más de arroz. Tus manos te lo van a agradecer. El procedimiento explicado.

* Sushi no he hecho ni me interesa de momento.

Todo lo que he dicho anteriormente es la receta del arroz japonés, pero esto no se parece mucho a la receta casera "normal" del arroz. En Chile empleamos bastante algo que llamamos "tostador" y se llama así porque está hecho para "tostar el pan", no queda muy bien generalmente pero es útil para otras cosas como hacer arroz.


Este tipo de arroz se hace con 2 partes de agua por una de arroz y lo primero a hacer es volcar en la olla o cazo el arroz y freírlo con un poco de aceite y los condimentos que queramos añadirle, uno clásico es la zanahoria picada aunque a mi no me llama mucho.

Cuando de los granos de arroz que estamos friendo ha desaparecido lo blanco estamos listos para echar el agua y ponerlo a cocer. Para eso es que se emplea el tostador, para que en esta fase el arroz no se vaya a quemar (aunque se puede hacer sin él evidentemente).

Al final sólo hemos de mirar si el agua fue absorbida completamente y una vez verificado esto, el arroz puede servirse. Esas ensaladas congeladas surtidas le vienen muy bien.

Pero hay alguna cosa que me intriga más y es cómo conservarlo. Tanto el arroz como la pasta saben muy distinto cuando están recién hechos a cuando pasa un rato. Lo ideal es hacer sólo lo necesario para una comida, pero si sobrase lo ideal es guardarlo en el refrigerador y luego volverlo a la cocina, no al microondas (aunque esto va más para las pastas que se resecan fácilmente, con el arroz no es tan terrible.)

Como referencia, media taza de arroz es una porción (aunque grande), una completa ya es demasiado para una persona.

Son estas dos recetas las que he hecho y quedan bastante bien, a veces como arroz para reemplazar el pan pero como arroz blanco, no como onigiris, cosa que rara vez puedo hacer. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada